in ,

ENCHILADAS ROJAS CON QUESO

Este platillo es muy tradicional en los platillos de los hogares mexicanos. Realmente es una simpleza prepararlos, pero a pesar de que es muy fácil realizar esta receta, es muy delicioso el resultado. 

Con las tortillas puedes hacer prácticamente cualquier platillo y te aseguro que todo te saldrá muy bueno. Estas enchiladas que prepararemos el día de hoy son de queso, puedes usar el de tu preferencia, solamente que se pueda desmoronar para que así lo puedas esparcir adentro de la tortilla.

12524315_947870145293952_8891334459723479731_n

Algunas personas lo hacen también con pollo, carne o algún otro ingrediente, si deseas cambiar el queso que usaremos con alguno de estos que te acabo de mencionar, también es válido, el resultado será delicioso en cualquier opción.

Ingredientes:
-4 chiles guajillo, abiertos, limpios y sin semillas.
-4 chiles anchos,abiertos, limpios y sin semillas.
-2 dientes de ajo picados
-1/4 cucharadita de orégano seco mexicano
-Sal y pimienta al gusto
-12 tortillas de maíz
-2 tazas de carne deshebrada de cerdo o pollo (opcional)
-1 1/2 taza de queso fresco desmoronado
-1/2 taza de cebolla blanca finamente picada
-1/3 de taza de aceite vegetal

12541024_947870141960619_1204425763611798361_n

Modo de preparación:
1. Vamos a empezar con la salsa: Tuesta ligeramente los chiles en un comal caliente, presionándolos con la ayuda de una espátula, pero asegurándote de no quemarlos. (Este paso toma sólo unos segundos en cada lado).

2. Una vez asados los chiles colócalos en una cacerola con agua y cocínalos a fuego lento durante 15 minutos, o hasta que estén blandos.

3. Retira la olla del fuego y deja enfriar los chiles durante 10 o 15 minutos. (Recuerda que éstos deben estar suaves y blandos).

4. Después de que los chiles se hayan enfriado, escúrrelos y colócalos en la licuadora junto con los dientes de ajo; añade ½ taza de agua limpia y licua hasta obtener una salsa suave. (Si la salsa está muy espesa o no se molieron bien los chiles, es necesario pasarla por un colador fino). Sazona con el orégano, la sal y la pimienta.

5. Precalienta el horno a 350oF (180oC) para mantener las enchiladas calientes mientras terminas de ensamblarlas.

6. En un sartén grande agrega las 2 cucharadas de aceite vegetal y caliéntalo a fuego medio. (Ve añadiendo el aceite poco a poco — según sea necesario — mientras fríes las tortillas, ya que si lo agregas todo a la vez las tortillas lo absorberán y se romperán).

7. Sumerge las tortillas — una a una — en la salsa hasta que ambos lados se mojen bien.

8. Después coloca la tortilla en el sartén con el aceite caliente y fríe por ambos lados. (Esto sólo tarda unos segundos). Coloca la enchilada en un plato. Agrega más aceite al sartén conforme se necesite y continúa con el proceso de freír las tortillas: primero las pasas por la salsa y después por el aceite. Coloca dentro del horno precalentado el plato donde estás poniendo las enchiladas para mantenerlas calientes mientras terminas de freír el resto de las tortillas.

9. Para servir las enchiladas, primero coloca el relleno de tu elección en el centro de la tortilla y luego dóblala o enróllala como se observa en la foto de arriba.

10. Espolvorea las enchiladas con el queso y la cebolla; agrega cualquier otra guarnición a tu gusto, y… ¡a disfrutar!

Aquí te dejo un vídeo en donde podrás ver paso a paso este delicioso platillo. ¡Que lo disfrutes!

10 Cosas que vale la pena hacer antes de las 10 de la mañana

Como evitar la caída del cabello

Loading...