ENTRETENIMIENTO

7 errores de la película Titanic que demuestran que no debió haber ganado ni un solo Oscar…

Titanic, película estrenada en el año 1997, es una de las más famosas de todos los tiempos.

Fue récord en taquilla cuando se estrenó en los cines de todo el mundo, y no es para menos, la historia que cuenta es enternecedora. Estamos seguros de que casi todos nuestros lectores la han visto al menos una vez; la enorme cantidad de veces que la emiten en la televisión ha ayudado bastante. Pero la base de su éxito puede deberse simplemente a que la película está basada en una historia real.

La película reflejó esta historia con gran pericia, pero cometieron 7 errores bastante graciosos. Aquí los tienes…

1. Un reflejo indebido

En una de las escenas de la parte central de la película se enfoca una puerta o ventana de cristal que deja ver de fondo una especie de salón. Hasta aquí todo normal, pero hay algo que falla. Sí, parece que una de las cámaras que rodaron esta escena se refleja en esa misma ventana. En la película ocurre todo muy rápido, así que probablemente no te dieras cuenta, pero ciertamente es un fallo muy grave.

57d6c2d7be888_4_compressed

2. Un hacha desprotegida

El Titanic se está hundiendo, por lo que toda la ayuda que se presente es poca. Una de las integrantes de la película se dispone a coger un hacha que le ayude a romper puertas para liberar a pasajeros que se han quedado encerrados en sus camarotes. Sin embargo, la película no cayó en que el vidrio del cristal aparece y desaparece durante la escena. ¿Cómo es posible esto? No vimos que se rompiera. ¿Acaso era un hacha fantasma?

57d6c2e141a5e_5_compressed

3. La sujeción de las anclas

El ancla es uno de los elementos más importantes de un barco, ya que permite que éste se mantenga a flote en un mismo lugar durante varias horas o días. En la película no cuidaron el detalle de colocar un buen pilar, sino que decidieron incluir un simple cilindro de gomaespuma para sujetar el ancla. Cuando el barco comienza a hundirse los más curiosos se dieron cuenta al instante del material del que estaba hecho.

57d6c2e7def61_6_compressed

4. Un hacha que falla

De nuevo el hacha vuelve a salir a escena. Si antes comentamos que su vidrio desapareció, ahora parece que sus efectos no son para nada efectivos. Durante una de las escenas finales de la película, una joven asesta un golpe que parece ir cerca de la mano de Jack, si es que no le da directamente. Si ese hacha hubiera sido de verdad, Leonardo di Caprio ahora sería llamado Leonardo di Manco.

57d6c2f190daa_7_compressed

5. Un lunar juguetón

Kate Winslet interpreta a Rose deWitt Bukater en la película. Esta actriz posee un lunar cerca de una de las comisuras de su boca. En la película su lunar no es que juegue para nada un papel destacado, pero vemos que hay tomas en los que sale en lados diferentes de la cara. ¿Tanto costaba ubicarlo siempre bien? Bueno, es solamente un lunar, tampoco importaba tanto.

57d6c2f6deb95_8_compressed

6. Unos cables que no deberían estar

Durante el hundimiento del Titanic, los tripulantes eran arrastrados a través de la cubierta del barco hacia el fondo del Océano. Esto también sucedía en la película, pero había pasajeros que se sujetaban por arte de magia. El truco se acaba de descubrir, para nada era magia, sino una especie de cables de sujeción que hacían que no se fueran rodando hacia abajo. Además otros cables eran los que se encargaban de tirar a otros pasajeros; hace 20 años estos efectos eran lo más.

57d6c2ff08731_9_compressed

7. El dibujo fantasma

Es mundialmente conocido ese dibujo que Jack hace de Rose. Existió realmente, lo que le da bastante veracidad a la historia. Pues bien a la hora de pintar podemos ver que Jack hace un primer trazo bastante sencillo, pero unos instantes después esa línea ha desaparecido. ¿Es posible que no le gustara como quedó y cogiera otro lienzo? Nunca sabremos lo que pasó en realidad, solamente que su historia de amor no terminó bien.

57d6c3045724e_10_compressed

COMPARTIR ESTO:
Loading...