HISTORIAS

Doctores decretan que la bebé morirá en 9 meses, entonces la niñera hace algo que nadie se esperaba.

Cuidar a un niño que no es nuestro no es una tarea fácil, además, implica una gran responsabilidad.

Tal vez al principio no sea algo de tu agrado pero con el tiempo te vas encariñando con ellos hasta llegar al punto de sentir que los quieres como a tus hijos, realizando cosas que jamás te imaginarias hacer por ellos.

Kiersten Miles, es una jovencita de 22 años, que desde hace solamente unas semanas empezó a trabajar como niñera, cuidando principalmente a los tres hijos de George y Farra Rosko.

10.1

Les tomó tanto cariño a los pequeños que nunca se hubiera imaginado hacer por ellos algo que cambiaría su vida por completo. Algo con lo que los padres de estos niños quedarían agradecidos de por vida con la joven.

Kiersten Milles empezó a trabajar como niñera con la idea de pagar sus estudios, un trabajo noble para una chica que se encuentra estudiando.

Los tres pequeños eran buenos niños pero Kiersten se encariño más con la hija menor, Talia.

La pequeña bebé tan solo tenía nueve meses de edad y ya sufría de una enfermedad muy grave que hacía que la bilis se acumulara en el hígado y le provocara daños en el organismo.

10.2

Después de haberla examinado y practicado una serie de estudios, los médicos llegaron a la conclusión de que Talia necesitaba un transplante de hígado. Cuando Kiersten se enteró de esto, les dio todo su apoyo y les comentó que haría cualquier cosa por ayudar a la pequeña.

Los padres de la niña le explicaron que esto era una situación complicada y la única forma de ayudar a la niña era con el trasplante de hígado.

La niñera sin dudarlo se ofreció a ser la donadora de Talia, pero los padres muy inseguros le comentaron que no era cualquier decisión y que no se debía tomar a la ligera como donar sangre, esto era un proceso diferente y muy complicado.

Kiersten desde el momento en que estuvo consciente de la situación en la que se encontraba la pequeña, tomó su decisión, así que empezó el proceso directamente, se hizo pruebas para ver si era compatible con  el tipo de sangre con la niña y efectivamente, lo era.

Los padres de Talia estaban enormemente agradecidos con el gesto de la niñera, solo esperaban que todo saliera bien y que no hubiera ninguna complicación, esto era algo que nunca olvidarían, pues esta decisión era algo difícil para cualquier persona y ellos lo sabían.

Por fin se llegó ese día y Kiersten estaba prepara,  fue sometida a quirófano para realizar la extracción de parte de su hígado y trasplantárselo  rápidamente a Talia. La operación duró alrededor de 14 horas.

10.3

Afortunadamente la operación fue un éxito, Kiersten estuvo alrededor de 5 días en recuperación, mientras que Talia duró 9 días.

10.4

Hoy en día la recuperación de ambas chicas ha terminado, la pequeña lleva una vida normal y está muy agradecida con esta joven que le dio la vida nuevamente.

Con solo ver a Talia nunca imaginarías que hubiese pasado por una operación tan delicada como esta pues ella  juega, se divierte, corre, salta y hace cualquier actividad que haría un niño de su edad.

¡Kiersten es una mujer  que nos hace pensar que todavía existen personas buenas que ayudan a los demás sin esperar recibir nada a cambio, solamente con ver una sonrisa es más que suficiente!

Si el corazón de esta chica no hubiese sido tan grande tal vez hubiera seguido con su vida normalmente y dejar que el mundo girara, pero en cambio prefirió arriesgar su vida para salvar otra. No cabe duda de que es una heroína sin capa.

10.5

¿Tú harías lo mismo por alguien que no conoces solamente por ayudarlo?, compártenos tu comentario y comparte esta hermosa historia de final feliz con tus amigos.

COMPARTIR ESTO:
Loading...